Diésel muerto, y gasolina herido de muerte.

 

Coches en desguace
Coches en desguace

Hola, lo primero que quiero hacer es disculparme por el título sensacionalista.

En este artículo intentaré darte mi opinión, sobre lo que está pasando respecto a las nuevas normativas y medidas, que últimamente están en boca de todos.

En definitiva, la normativa en cuestión es la WLTP (Worldwide harmonized Light vehicles Test Procedures). Se trata de una normativa que pone en marcha nuevos ciclos y sistemas de medición de emisiones de los vehículos. Actualmente tenemos la normativa NEDC, aunque creo que la WLTP entra en vigor el 1 de septiembre de este año 2018, osea ya.

Respecto a las medidas, no estamos hablando del tamaño de los vehículos, jeje, es broma…

Las medidas que están tomando los ayuntamientos, se están endureciendo, y mucho. Hace unos años se puso de moda las vías o tramos de velocidad variable, que no es otra cosa que regular la velocidad máxima permitida a través de paneles luminosos. Así los días de más contaminación ambiental reducen la velocidad máxima permitida, reduciendo así el consumo y a la par las emisiones de Co2 (dióxido de carbono) y NOx (óxido de nitrógeno) y demás mierdas como los Benzopirenos.

Límite de velocidad por alta contaminación
Límite de velocidad por alta contaminación

Cada vez hay más calles peatonales, aunque esto quizá tiene más que ver con la comodidad y seguridad de los peatones, también contribuye en menores emisiones en esas zonas.

Ahora ya están cerrando manzanas enteras, varios grupos de edificios cerrados entre sí (para el tráfico), donde también se gana en seguridad y menor contaminación.

También van a restringir la circulación de vehículos de más de X años, y la circulación de vehículos de gasolina y diésel según qué días y según que vías. Con el fin de acabar restringiendo la entrada a la ciudad con vehículos que no sean cero emisiones.

Aunque la medida más dura quizá sea la que va a aplicar el gobierno, un aumento en el impuesto del diésel (de momento sólo en el combustible, no en los vehículos). Seguramente esta medida es la más injusta, ya que hasta hace poco nos han metido en la cabeza la dieselización.

Si te comprabas un coche de gasolina parecía que estabas loco. Durante muchos años el diésel ha sido nuestra primera opción de compra. En cambio, ahora si tienes un coche diésel, parece que seas el demonio (nos estás matando a todos, insensato).

Tenemos esta cara de la moneda, que es el castigo hacia los combustibles fósiles. Pero también tenemos la otra, que es la recompensa por los combustibles limpios (de momento la electricidad). Así las dos caras de la moneda giran a la vez, como una moneda que rueda, siguiendo las dos el mismo camino y llegando al mismo destino.

Así que la recompensa que tienes, por haber invertido más dinero en un vehículo más respetuoso con el medio ambiente, se traduce en una serie de ventajas por parte de las instituciones (ayuntamientos y gobierno).

Tenemos ayudas en bonificaciones para el impuesto de matriculación, y para el impuesto de circulación. Tampoco se paga por aparcar en zona verde ni zona azul, y en Madrid tampoco hay límite de tiempo. También puedes circular por los carriles Bus/VAO. Puedes circular por las ciudades yendo sólo tú en el coche. Puedes circular por las vías que restringen el paso a determinados vehículos (según la etiqueta ambiental de la DGT).

También, muchos ayuntamientos están reservando plazas de aparcamiento en parquings públicos, para vehículos eléctricos, con sus cargadores y sin cobrar por cargar ahí.

Cada vez más centros comerciales y grandes superficies, están reservando plazas con cargadores, y también te dejan cargar gratis, lo cual es un gran incentivo, mientras compras, cargas.

Cargadores gran superficie
Cargadores gran superficie

Además, algunas marcas te dan una bonificación de hasta 1000€, para asumir el coste de un cargador rápido en tu garaje, así por lo menos en tu casa podrás cargar en menos tiempo.

Si dispones del VIA-T, tampoco pagas peajes en la autopista.

VIA-T
VIA-T

Y por último, en cuestión de ayudas, está la que brinda el gobierno por la compra de un vehículo de estas características. Que está entre 500€ y 18000€, pero se agota muy rápido. Esta ayuda en el 2017 se agotó en poco más de 24 horas. Parece ridículo, pero lo es.

movea 2017
movea 2017

De todas formas, estas ayudas, ventajas, bonificaciones, y demás… son relativas, quizá hoy sí, pero mañana ya no. Es evidente que ahora todo esto se hace para incentivar todo este movimiento, pero cuando ya sea la norma, se acabó cargar gratis, peajes gratis, aparcar gratis. Claro que entonces los coches eléctricos ya serán más asequibles. Una cosa por la otra (las gallinas que entran por las que salen).

En definitiva, ahora parece de repente que la moda es verde, y tiene pinta de que va a seguir siendo así. Pero los fabricantes de coches también tienen algo que decir en todo esto. Y es que han invertido mucho dinero en hacer motores cada vez más eficientes, que consumen y contaminan menos. Las maquinarias y la infraestructura para hacer esos motores tiene un coste altísimo, que evidentemente las empresas tienen que recuperar. Y ahora para hacer vehículos eléctricos, tienen que invertir otro montonazo de pasta, en investigar, desarrollar, y por último comprar maquinaria nueva para producir.

Así que por más que los gobiernos aprieten a los fabricantes para que aceleren el cambio, estos no pueden chasquear los dedos y por arte de magia cambiarlo todo.

Eso sin hablar de las gasolineras, ¿que ocurrirá con las gasolineras?. Tampoco podemos hacer desaparecer las gasolineras. Hay mucho dinero en infraestructuras y trabajadores.

Los mecánicos, eso es otro tema, hay muchísimos mecánicos que no tienen ni idea de tocar un vehículo eléctrico. Algunas cosas sí, evidentemente, pero en lo que respecta al sistema eléctrico no. Así que habrá que renovarse y adaptarse a los nuevos sistemas eléctricos, que seguramente habrá muchos que ya no estén por la labor y también se queden fuera de juego.

Pienso, desde mi modesta capacidad de pensar, que todavía veremos circulando por toda Europa, vehículos diésel y gasolina, por lo menos 10 o 15 años más. Así que, de muerto nada, y herido de muerte tampoco. Pero está claro, que los vehículos con motor térmico pasarán a la historia.

Un saludo.

Si te ha gustado lo puedes compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *